Prisión preventiva para segundo imputado por homicidio del empresario Pedro Carrión: Confesó detalles del crimen

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

El Tercer Juzgado de Garantía de Santiago decretó prisión preventiva en contra de Pablo Solís, segundo imputado por el secuestro y homicidio del empresario Pedro Carrión (49 años), cuyo cuerpo sin vida fue hallado el pasado 24 de febrero en el patio de un inmueble en la comuna de Quintero.

Los imputados /   Carrión había sido visto por última vez el 3 de enero de este año. De acuerdo a los antecedentes de la investigación, ese día se trasladó desde Algarrobo -donde vivía con su familia- hacia su empresa ubicada en Recoleta para cobrar una deuda de cerca de $30 millones.

La persona que debía pagarle el dinero fue identificada como José Luis Yáñez, ciudadano argentino de 41 años con residencia en nuestro país, quien también quedó en prisión preventiva tras ser formalizado por la desaparición.En tanto, Pablo Solís es sindicado como trabajador de Yáñez y fue quien confesó el crimen, revelando además donde se ocultaba el cadáver.

Secuestro y homicidio

Según explicó el fiscal José Tomás Abarca, los dos imputados golpearon y asfixiaron a la víctima para luego desmembrarla en una carnicería en El Bosque.

“La idea era una muerte rápida”, detalló el persecutor en base al relato de Solís. “Pedro (Carrión) se comenzó a defender, hizo referencia a que su familia va a tomar venganza, entonces él (Yáñez) toma la decisión de pegarle combos en el rostro y noquearlo, y con eso lo dejó en condiciones de indefensión hasta ponerle la bolsa en la cara, dejándolo sin conciencia, aunque ahora supone que había muerto en ese momento”.

De acuerdo a Cooperativa, el empresario fue trasladado en el auto del imputado José Luis Yáñez hasta su carnicería ubicada en la comuna de El Bosque, lugar en donde la víctima habría sido desmembrada. No obstante, Solís se habría desentendido de aquella situación.”El 5 de enero él (Solís) vuelve a la carnicería de José Luis y éste le entrega cajas de carne, le dice que vaya a Quintero (a la casa de la hermana de Solís) y que en el fondo se deshaga en esa ciudad de estas cajas que contenían el cuerpo de la víctima”, indicó el fiscal.

Motivación del crimen

Abarca apuntó a que los imputados y la víctima realizaban transacciones comerciales: “José Luis hace un mes lo había planificado. Tenía deseos, en el fondo, de matar a Pedro o a Yamil, el socio de Pedro. José Luis pensaba que lo estaban ‘cagando’ con los precios que le hacían pagar por los productos”. Según constató la autopsia del Servicio Médico Legal, la víctima fue desmembrada estando ya fallecida con un elemento filoso y con una sierra rápida. Se determinó asfixia por sofocación como causa de muerte.

Desde la familia de Carrión apuntan a que hay más involucrados. El hijo del empresario asesinado, indicó en Radio Bío-Bío que los acusados “fueron más que nada personas que mandaron a hacer el crimen, aquí vienen personas que vienen de más atrás, personas que son beneficiarias por esto”.

Por Meganoticias / Aton