“El Niño del Terror”: El asesino en serie de 15 años que mataba a taxistas y homosexuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

   Juan Fernando Hermosa Suárez quedó en el recuerdo de Ecuador como el asesino en serie más joven registrado hasta la actualidad. Lo apodaron “El Niño del Terror” por las muertes que causó con total sangre fría con apenas 15 años de edad. Asesinó a 20 víctimas, entre homosexuales y taxistas.

El joven fue adoptado desde muy pequeño y vivía en un barrio del norte de Quito, pero pronto se comenzó a rodear de malas compañías y frecuentó bares, discotecas y salas de juegos.Su padre adoptivo se ausentaba del hogar por asuntos de trabajo y su madre sufría de artritis y de sordera, destaca Infobae.

La mala vida de “El Niño del Terror”   /     El chico de mirada penetrante y de contextura delgada era hábil para relacionarse con otros jóvenes de su edad. Rápidamente se hizo de un liderazgo negativo, que inició planificando pequeños robos y el uso de sus primeras armas para intimidar a las víctimas.

Fue así como creó “La pandilla del terror” que resonó en 1991 cuando se le señaló de la muerte de un taxista hallado con un disparo en la cabeza en San Remo.Juan Fernando había ejecutado al conductor con su pistola calibre 9mm y condujo el vehículo con el cadáver a bordo hasta dejarlo abandonado a orillas de una vía principal, donde fue encontrado por la Policía Nacional.

Una semana después, el adolescente visitó con sus amigos la peluquería de un travesti conocido como “Charlie”, a quien conocía. Con el peluquero compartieron unas bebidas y “Charlie” los invitó a su casa para seguir bebiendo.Allí, tras surgir una discusión, Juan Fernando sacó su pistola y le dio cinco disparos al estilista. Lo que siguió fue una seguidilla de crímenes que protagonizó el adolescente, quien rápidamente se ganó el apodo del “Niño de terror”.

Captura y condena   /    La policía comenzó a buscarlo. En 1992. luego de ser delatado, los oficiales llegaron hasta la vivienda que compartía con su madre. El adolescente advirtió la situación y abrió fuego contra las autoridades.En ese enfrentamiento la madre de Juan Fernando murió. El chico arrojó una granada que derribó una pared y cayó sobre varios agentes. Tras el intenso operativo de captura Juan Fernando pudo ser neutralizado.

Ante las cámaras solo se limitó a decir: “Quiero dejar en claro que mi nombre es Juan Fernando Hermosa Suárez y que el 28 de febrero cumplo 16 años”.Pronto se supo que este adolescente era el asesino de varios taxistas y homosexuales.

“Les pedía que se quedaran quietos, que no les iba a pasar nada, pero eso no ocurrió, otra vez me amenazaron con un revólver calibre 22, por lo que utilicé mi arma; y un taxista intentó golpearme con una llave de ruedas, por lo que también me vi obligado a disparar”, declaró en aquellos años.

Asesinado el día de su cumpleaños  /   Tras ser sentenciado a solo 4 años de cárcel por ser menor de edad, Juan Fernando Hermosa planificó su fuga apoyado en su novia, pero volvió a caer preso y así cumplió condena.Cuando quedó en libertad en 1996 se fue a Sucumbíos para vivir con su padrastro, pero los odios por el largo historial de crímenes lo persiguieron hasta allá, donde finalmente fue torturado y asesinado.

“El Niño del Terro” apareció muerto a orillas de un río el mismo día en que cumplía 20 años de edad.

Por Meganoticias