Muere niño en parque de atracciones: Su bote se volteó y quedó atrapado por el cinturón

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Momentos de horror vivieron familiares del niño Michael Jaramillo, de 11 años, después de que la lancha en la que disfrutaba de un paseo se volteara dejándolo atrapado bajo el agua con el cinturón de seguridad puesto, un hecho que ha conmocionado en Estados Unidos.El niño abordó la atracción Raging River del parque de diversiones Adventureland Park en Altoona, Iowa, junto a su hermano, su madre, su padre y otros visitantes el sábado 3 de julio en la noche, informa People en Español.El paseo consiste en transitar un río rápido artificial a bordo de lanchas circulares, que cuentan con asientos asegurados con cinturones para evitar que los ocupantes sean expulsados al agua por los movimientos violentos del bote.

Su hermanito en estado crítico

“Cuando se volteó todos nos quedamos atrapados en los asientos y con los cinturones. Yo veo las siluetas de mis hijos tratando de agarrarse el uno al otro, de agarrarnos”, recordó el padre, quien al momento del accidente llevaba un cabestrillo que impidió auxiliarlos.“Ellos querían que los ayudáramos, pero no pudimos”, se lamentó. Michael Jaramillo padre precisó que la fuerza del río era tan intensa que se sentían dentro de una máquina de succión.

Como pudieron, intentaron incorporarse a la superficie hasta que los rescatistas entraron al agua y los sacaron. Los dos niños fueron llevados en mal estado hasta un hospital.Michael falleció al día siguiente y su hermano David se encuentra en estado crítico, otras dos personas sufrieron lesiones leves. En total, había seis personas en esa unidad al momento de voltearse.

“Enviamos nuestros pensamientos y oraciones a la familia Jaramillo mientras atraviesa la pérdida dolorosa de su hijo”, expresó en un comunicado la vocera del departamento de policía, Alyssa Wilson.“Siento como que Adventureland me robó a mi bebé. Nunca tendré la oportunidad de verlo crecer”, dijo entre llantos la madre de Michael a los medios locales.

Respuesta del parque  /    Por parte del parque, el abogado Guy R. Cook de la firma Grefe Sidney Law expresó que la atracción Raging River ha estado en operación durante casi cuatro décadas. “Es una atracción segura. El paseo fue inspeccionado por el estado de Iowa el día antes del incidente y estaba funcionando bien”, insistió.  Sin embargo, reportes de medios afirman que en 2016 un empleado, de 68 años, falleció en dicha atracción. Intentaba salvar a unas personas de una de las lanchas cuando la banda transportadora de las fuertes corrientes lo atrapó y le causó la muerte.

Por Meganoticias