Madre de niña fallecida en accidente encuentra su diario con relatos de abusos sexuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Una madre está viviendo un verdadero calvario. Tras una larga recuperación derivada de un grave accidente de tránsito donde perdió a una de sus hijas, ahora descubrió que la menor fallecida sufría abusos de su expareja.

Es el caso de Carolina Sepúlveda Arválo, quien vivió el duelo por la muerte de J.B., tras el fatal incidente ocurrido en 2017 en la cuesta de Chagre en Catemu, Región de Valparaíso.

Tras el suceso, la mujer ni siquiera pudo despedirse de su hija, ya que se encontraba internada grave en el hospital, por lo que su exconviviente, ahora sospechoso de abuso, se encargó del sepelio y la terminó cremando.

“Ella sólo deseaba morirse”

La acusación apunta a su expareja por 12 años, con quien tiene dos hijos menores y de quien descubrió el ilícito al revisar sin querer los cuadernos de su fallecida hija.

“Estaba ordenando los cuadernos y me dio por recoger un papel, lo abrí y me encontré con el relato de Josefa. La carta iba relatando todo lo que vivió con esta persona, creo que fue algo constante y por mucho tiempo. El daño que le hizo, fue horrendo”, aseveró la mujer al diario El Trabajo.El tema fue denunciado ante la PDI, que revisando otros documentos comprobó los actos de abuso sufridos por la niña.

“Yo nunca había tomado atención a esas croqueras, y luego ahí la leí, ella sólo deseaba morirse, no estar más acá en esta vida, sólo deseaba irse arriba con Dios”, comentó su madre.Carolina reconoce que jamás se dio cuenta de lo que estaba sucediendo con su hija, cuyos diarios son de cuando tenía entre 12 y 13 años, al aseverar que “cuando encontré la carta fue un golpe tremendo que jamás nunca me imaginé algo así”.

Además, dijo que el sujeto acusado había sido denunciado por episodios de Violencia Intrafamiliar.

“Sí, tiene demasiadas, de hecho, en la carpeta investigativa hay otra víctima más. No se imagina cuánto dolor hay ahí y no haberme dado cuenta del psicópata, maltratador, abusador, que estaba a mi lado, que dormía con el enemigo”, sostuvo.

“Me golpeó y se quedó con la custodia de los niños”

La mujer también relató que cuando tuvo el accidente y llegó a casa, fue golpeada por él y después solicitó la custodia de los niños, la cual fue otorgada por la justicia.

“Se la otorgaron, por mi estado de salud, por el tema de mi duelo, todo esto, lo que ha significado que lo encuentro de verdad horrible, porque el sistema vulnera el derecho de mis niños porque los enviaron a Alhue con él a sufrir. Araíz de eso también (la otra hija) está esperando la pericia del Servicio Médico Legal”, adujo la madre de las niñas.

“Nos hizo jurar no contarle”

Ahora el caso está en manos del fiscal Alejandro Bustos y de la PDI de Abusos sexuales de Los Andes, quienes esperan que el acusado sea formalizado tras comprobarse que las cartas pertenecían a la víctima.

Incluso, una de las amigas de su hija, identificada como N. le ratificó los episodios de abuso, tras exhibirle las cartas y decirle: “Perdóneme tía ella no quería que usted sufriera, no quería verla mal, por eso me hizo prometer y jurar que yo no le iba a contar nada a nadie”.

Si eres víctima o testigo de violencia hacia la mujer el fono de orientación dispuesto por el @minmujeryeg es el 1455. El número se puede marcar tanto en teléfono fijo como en el celular y desde ahí brindan orientación para ayudar a víctimas de maltrato o te guían con los mecanismos para realizar una denuncia.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.